Notas sobre la Decisión de Trabajar

Notas sobre la Decisión de Trabajar

Piensa muy seriamente antes de que decidas trabajar en ti mismo con la idea de cambiarte a ti mismo, es decir, trabajar con la meta definida de volverte consciente y desarrollar la conexión con los centros superiores. Este trabajo no admite ninguna concesión y requiere de una gran cantidad de auto-disciplina y disposición para obedecer reglas y particularmente instrucciones directas.

Piensa muy seriamente: ¿estás realmente listo y dispuesto a obedecer, y comprendes completamente la necesidad de esto? No hay vuelta para atrás. Si estás de acuerdo y luego te hechas para atrás, perderás todo lo que hayas adquirido hasta ese momento y perderás más realmente, porque todo lo que adquiriste se convertirá en algo erróneo en ti. No hay remedio contra esto.

La comprensión de la necesidad de obedecer reglas e instrucciones directas debe estar basada en el entendimiento de tu mecanicidad y de tu impotencia. Si este entendimiento no es lo suficientemente fuerte, hubieras mejor esperado y ocuparte mejor con trabajo ordinario: estudio del sistema, trabajo en grupos, etc. Si haces este trabajo sinceramente y recuerdas las reglas, te llevará al entendimiento de tu estado y tus necesidades. Pero no te debes tardar demasiado. Si quieres entrar al trabajo real te debes apresurar. Debes comprender que la oportunidad que existe hoy puede no llegar a tu camino otra vez. Podrías perder todas tus oportunidades al dudar y esperar

demasiado. Si decides trabajar y aceptar todo lo que viene con el trabajo, debes aprender a pensar rápidamente. Si se te ofrece una tarea debes responder de inmediato que la aceptas. Si dudas o te tomas tiempo para pensar, la oferta de la tarea se retirará y no se repetirá. Se te podría dar tiempo antes de que lleves a cabo lo que se te dijo hacer, pero debes aceptar la tarea de inmediato. Un intento de hablar más al respecto, una actitud irónica, de sospecha o negativa, temor o falta de confianza, hará la tarea imposible de inmediato. Si sientes indecisión acerca de la tarea que se te propone, piensa acerca de tu mecanicidad, piensa en tu negatividad, en tu terquedad, pero piensa rápidamente. No puedes hacer nada en contra de tus lados débiles por ti mismo. La tarea que se te propone tiene la meta de ayudarte. Si dudas o la rechazas, rechazas la ayuda. Eso deber quedar bastante claro en tu mente. El entendimiento de tu impotencia y tu sueño profundo debe ser permanente en ti. Puedes fortalecerlo al recordarte constantemente tu nadidad, tu pequeñez, tus debilidades de toda clase. No tienes absolutamente nada de qué estar orgulloso. No tienes en que bazar tu juicio. Puedes ver, si eres sincero contigo mismo, todos los disparates y todos los errores que cometiste cuando trataste de actuar por ti mismo. No puedes pensar correctamente. No puedes sentir correctamente. Necesitas ayuda constante. Y la puedes tener. pero debes pagar por ella, al menos, no discutiendo. . Tienes que hacer un trabajo gigantesco si quieres volverte diferente. ¿Cómo puedes esperar obtener algo si titubeas y discutes

en los primeros pasos, o si ni siquiera entiendes la necesidad de la ayuda, o si tienes sospechas y te vuelves negativo?

Si quieres trabajar seriamente tienes que conquistar muchas cosas en ti mismo. No puedes llevar contigo tus prejuicios, tus opiniones fijas, tus identificaciones personales y tus animosidades.

Pero al mismo tiempo, trata de comprender que lo personal no siempre está mal. Lo “personal” puede incluso ayudar en el trabajo, pero lo personal también puede ser muy peligroso, si no es aclarado por la lucha con la identificación y por el entendimiento de tu mecanicidad y tu debilidad.

Trata de comprender la necesidad del “sufrimiento intencional” y del “esfuerzo consciente”. Estas son las únicas dos cosas que pueden cambiarte y conducirte a tu

meta. El “sufrimiento intencional” no significa necesariamente sufrimiento inflingido a ti por ti mismo. Significa la actitud hacia el sufrimiento. El sufrimiento puede venir como resultado de tus sentimientos, de tus pensamientos y de acciones conectadas con tu tarea; puede venir por si mismo como un resultado de tus propias faltas o como un resultado de las acciones de otra gente, de sus actitudes o de sus sentimientos. Pero lo que es importante es tu actitud hacia él. Se vuelve intencional si no te rebelas en su contra, si no tratas de evitarlo, si no acusas a nadie, si lo aceptas como una parte necesaria de tu trabajo del momento y como un medio de lograr tu meta. El “esfuerzo consciente” es el esfuerzo basado en la comprensión; comprendiendo su necesidad primero, y comprendiendo las causas que lo hacen necesario. La causa principal para el esfuerzo consciente es tu necesidad de romper las paredes de la mecanicidad, la terquedad y la falta de recuerdo de sí, que constituye tu estado presente de ser.

Para comprender mejor la necesidad de aceptar tareas sin titubear, la necesidad del “sufrimiento intencional” y del “esfuerzo consciente”, piensa acerca de ideas que te trajeron al trabajo, piense acerca de la primera vez que entendiste tu mecanicidad y en la primera vez que entendiste que no sabes nada. Al principio te diste cuenta de esto y viniste por ayuda, pero ahora dudas si debes si debes realmente hacer lo que se te ha dicho. Y tratas de encontrar maneras de evadirlo, de seguir con tus propios juicios y con tu propia comprensión. Tu comprendiste claramente una vez que tu juicio y comprensión eran falsos y débiles, pero ahora tratas de mantenerlos otra vez.

No quieres renunciar a ellos. Bueno, puedes quedártelos, pero debes comprender que con ellos retendrás todo lo que es falso y débil en ti. No hay término medio. Debes decidir: ¿Quieres trabajar o no?

Psychology of Man’s Possible Evolution: Notes on the Decision to Work ©1973 Vintage Books; pp.115-119 (omitted from ©1981 edition of same)

Leave a comment

Pin It on Pinterest

Share This